Estas en: Inicio // Construcción, Diseños, Estilos, Ideas, Modernas, Muebles, Planeación // Ideas prácticas para el diseño de la cocina

Ideas prácticas para el diseño de la cocina

tyle="text-align: center;margin: 5px;">

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para lograr un buen diseño en la cocina hacen falta varios factores: principalmente se debe partir de una o varias ideas y mezclarías con algo de imaginación y creatividad. Pero nunca hay que olvidar dos cosas importantes: el espacio y el presupuesto con el que se dispone.

Lo primero que hay que hacer es definir la locación del “triangulo de trabajo”, que abarca la zona de preparación de los alimentos, la de cocción y la de lavado. Determinar las dimensiones mínimas para que el área de trabajo sea cómoda y fluida es escencial. En cocinas de dimensiones pequeñas hay que aprovechar el espacio al máximo, desde el suelo hasta el cielo raso.

Si el presupuesto y el espacio lo permiten queda muy bien incorporar una barra desayunador. Esto le dará a la cocina un toque elegante y moderno, además le permite integrar a la familia a la hora de cocinar o bien servirá como alternativa del comedor principal del hogar.

Si comenzamos un proyecto desde cero, es recomendable ubicar el sector culinario de la vivienda junto al jardín o patio, esto dará una perspectiva más natural, disfrutando de una vista al exterior.

Es muy importante tener un acceso directo de la entrada de la casa, para una vez llegado del mercado poder bajar las compras e incorporarlas a la cocina sin necesidad de atravesar toda la casa.

Otro detalle escencial es proveer a la cocina de los tomas eléctricos (enchufes) suficientes con una correcta distribución para la utilización de todos los electrodomésticos intervinientes a la hora de preparar las comidas.

Un interesante tip para agrandar visualmente el espacio es considerar utilizar muebles sin puertas, dejando los elementos culinarios a la vista siempre y cuando resulte práctico. En adición a esto podemos colocar a modo de revestimiento placas de acero inoxidable sobre los muros, que actuarán asimilándose a un espejo. Amplían el espacio visualmente, además de ser un perfecto material en cuanto a resistencia al calor y a los líquidos, dando una sensación de higiene y pulcritud a la cocina.

Siempre que los costos y la extensión del ambiente lo permitan, es muy cómodo disponer de una sector de mesada amplio al lado de los anafes y hornos para poder servir los platos. De la misma forma y pudiendo este ser anexo, tendremos un área de mesada cerca del fregadero a la hora de lavar la vajilla.

Materiales y accesorios a utilizar

En cuanto a los materiales a tener en cuenta para lograr una buena calidad y maximizar el rendimiento del fregadero es recomendable utilizar  canillas con control de rociado y griferías monocomando. Hay que tener en cuenta que canillas de gran altura mejoran la zona de lavado y facilitan la tarea de limpieza de los alimentos antes de su preparación.

Los pisos más adecuados para la cocina son aquellos que resisten las grasas, manchas y humedad. Hoy día muchas personas eligen la madera; pero este es un material poco conveniente en una cocina ya que si bien puede quedar “”lindo e innovador”, es un material muy poroso, generando que en el mismo se depositen las grasas, se ensucie y puede que se desgaste o desmejore su vista por la humedad del ambiente.

La elección de los materiales de los muebles no es prioritaria, sin embargo debemos tener ciertos recaudos con algunos materiales. Tratándose de muebles de madera hay que considerar que estos llevan un tratamiento especial para alargar su vida útil y facilitar su limpieza. Alguno de estos tratamientos puede ser la utilización de lacas o bien patinarlos acorde al diseño de la cocina. Las melaminas o laminados plásticos son prácticos en tema de limpieza, pero si se moja en su interior es probable que tengamos que cambiarlo, ya que su resistencia al agua es mínima.

Los vidrios y aceros inoxidables son durables, resistentes y de fácil limpieza. Para su mantención y perdurabilidad se utilizan productos especiales de limpieza porque de otro modo pueden rayarse o mancharse de manera permanente.

En conclusión, la elección de los materiales debe siempre estar acompañada y condicionada a la capacidad de mantenerlos, para no perder esa belleza y pulcritud inexpugnable de una cocina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario/Opinion